Actualidad, Cine y TV, Destacados, Documentales, Música, Remember

david-gilmour-live-at-pompeii-review

David Gilmour: Retorno a Pompeya

Compartir en WhatsApp
*sólo dispositivos iPhone
Compartir

MESSAGE IN A BOTTLE // Las pistas del Especial de Medianoche

David Gilmour: Retorno a Pompeya

En 1972, Pink Floyd celebraron un extraño concierto en la ciudad de Pompeya: un concierto sin público. No habiendo conseguido permiso para meter a una audiencia en semejante escenario, los Floyd, convencidos por el director de cine Adrian Maben, decidieron grabar igualmente su actuación: un espectáculo en el que la música y el entorno se convirtieran en únicos protagonistas. El resultado es memorable: canciones como “Echoes” cobraban un sentido diferente en el marco de la milenaria ciudad romana.

maxresdefault

Cuarenta años después, el guitarrista de Pink Floyd, David Gilmour, llevó su repertorio, de nuevo, y durante dos noches, a la ciudad bajo el Vesubio. Esta vez sí se permitió el acceso al público, si bien este llenó el anfiteatro de Pompeya en una cantidad mucho menor de lo que un músico como Gilmour movería habitualmente. El resultado quedó recogido en una película, recientemente proyectada en cines -durante una sola noche-, que pronto se comercializará en DVD. Del concierto primigenio, el que dio junto a sus antiguos compañeros, David Gilmour mantuvo una sola canción: la metálica “One Of These Days”. Incorpora, eso sí, un homenaje explícito al ya fallecido teclista de los Floyd, Rick Wright, con su “Great Gig In The Sky”. Abundan piezas de las últimas épocas de Pink Floyd, cuando el peso compositivo de David Gilmour pasó a ser casi total (por ejemplo la habitualmente desapercibida “The Division Bell”, un tema a redescubrir), así como de la carrera en solitario del guitarrista. Pero, por supuesto, no faltan generosas raciones de clásicos ineludibles: Wish You Were Here, Shine On You Crazy Diamond, Time, Run Like Hell o, para culminar, la apoteósica Confortably Numb. No hace falta decir que se trata, en todos los casos, de composiciones en las que, siquiera en parte, colaboró David Gilmour durante los años de gloria de Pink Floyd. La sombra de Roger Waters, su eterno rival en Pink Floyd, sigue presente, pero reducida a las concesiones imprescindibles.

david-gilmour-live-at-pompeii-review

Como el producto está todavía por aparecer, es lógico que en la red apenas se puedan encontrar extractos o muestras muy limitadas de la nueva película David Gilmour: Live At Pompeii. Nosotros la hemos visto y no dudamos en recomendarla. Mientras tanto, podemos volver a disfrutar de la vieja magia en las ruinas de Pompeya, con el piano de Rick Wright desarrollando la primera parte de Echoes, apoyado en la guitarra de David Gilmour. Luego, un poco después, llegan las voces de ambos, el bajo (y la composición) de Roger Waters y la batería de Nick Mason: toda la fuerza de Pink Floyd en aquellos lejanos años setenta.

 
Compartir
loading...
Compartir en WhatsApp
*sólo dispositivos iPhone
Actualidad Cine y TV Destacados Documentales Música Remember

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR